• Pamela López

Patricia Lubel: “También en el dolor uno puede sonreír”

Actualizado: 22 mar

| ENTREVISTA |


Nancy Cow, La Chola, Felicitas Alvear Urzué Fortabá, Sofi, La Seño Clelia Margarita del Huerto Rosales, Úrsula la astróloga, Esmeralda Mitre, son algunos de los personajes que Patricia Lubel interpreta siendo una de las primeras mujeres que se abrió y abrió paso al humor y al stand up en nuestra provincia. Su desafío es hacer una obra con todos sus personajes.



Patricia Lubel

Patricia vino desde Buenos Aires a Jujuy por una semana, unos días lejos de la capital y volvería a la rutina, pero las circunstancias de la vida o quizás aquello que llamamos destino, hicieron que esta mujer de una voz potente, presencia fuerte y de rizos dorados se enamorara de nuestra provincia y hoy lleva más de 20 años viviéndola y haciendo lo que ama (el teatro y el humor) junto a sus 2 hijos Federico y Casandra.


Desde los 7 añitos empezó a estudiar teatro a contraturno en el Instituto Vocacional de Arte “Manuel José de Labardén” de la ciudad de Buenos Aires. Dedicó sus días de infancia y adolescencia a formarse en su vocación que claramente emergió de ella desde muy pequeña, siendo la única de su familia que se orientó hacia la parte artística. Continuó sus estudios en la Licenciatura en Artes.

Tenía 30 años cuando comenzó a vivir en Jujuy y con la firme convicción de que la vida no es suerte sino que es la capacidad que uno tiene para buscar las oportunidades, tuvo su primera oportunidad de trabajo en la escuela de teatro “Tito Guerra”, donde se desempeñó como docente gracias a su vasta formación.


El humor siempre estuvo presente en su vida, y así, inquieta como es, inmediatamente buscó cómo contagiar risas a través de la radio. Estuvo en FM Tiempo participando de un programa radial, no como Patricia Lubel, sino con la recreación de personajes que hacían reír a los jujeños y jujeñas oyentes.

Radio Universidad la acogió después y allí pudo dar a conocer a otros personajes que fue construyendo a lo largo de este tiempo, siempre desde lo humorístico. “Desde muy chiquita me gustaba la idea de recrear personajes. Es la oportunidad de vivir vidas que no son tuyas en tu misma vida y eso cuando era niña me parecía hermoso”, detalla Patricia.


Todas las mujeres en una mujer


“Fábulas en pantuflas” fue un espectáculo infantil estrenado en 1987 en Buenos Aires que sacó su lado humorístico y que siempre estuvo ahí, latente por salir. Allí hizo por primera vez un personaje que nunca dejó de estar en ella y que la consagró en muchos escenarios: “Nancy Cow”.


Patricia interpretando a "Nancy Cow"

Dice Patricia sobre Nancy Cow: “El personaje era de una vaca que quería ser flaca y que tenía un programa de televisión. Ella es todo glamour, brillo. Es mi costado leonino. Era una comedia y estoy muy agradecida con el director que me permitió jugar con el personaje. Creo que allí nació todo”.


Otro de sus personajes es “La Chola”. “Ella es como una chica de barrio, es futbolera, de la barra brava de River, bien de pueblo y muy peronista que ahora es kirchnerista, trabaja en los barrios y en las villas. No sabemos dónde vive porque es capaz de darle su lugar a una persona que necesita”.


Contrariamente a La Chola se encuentra “Felicitas Alvear Urzué Fortabá”, otro de los personajes de Patricia que se conoció a través de la frecuencia de Radio Universidad. “Ella es una chica de más o menos 30 años, es muy muy rica, su papá fue cómplice de la dictadura y sigue vivo. Su papá conoció a su mamá que era artesana en Villa Gessel, tuvieron un romance de verano y nace Felicitas, que nunca más supo de su mamá. La idea del personaje de Felicitas es una crítica a la oligarquía cómplice de la dictadura”.


Ampliando sobre Felicitas, agrega: “Ella sufre mucho porque Macri no es presidente, está esperando a su esposo, que aún no conoció, pero que tiene que ser rico con 4 autos, caballos, hectáreas”.


Sofi, es una mujer de más o menos 40 años, está soltera, sin padres, vive sola, con al menos 4 perros y 5 gatos. Es muy religiosa, va a todas las misas y todas las mañanas se levanta muy temprano a limpiar la vereda. Conoce todo lo que pasa a su alrededor. Le gusta cocinar y da recetas por la radio interactuando con la gente. “Haciendo de Sofi en la radio he recibido mucha respuesta de la gente porque hay mucha gente que está sola, porque se habla de la gente que está sola y busca pareja pero no se habla de la gente que está sola y no busca pareja”, reflexiona Patricia.


Úrsula, la astróloga, sabe todo sobre los signos, le gusta el amor libre, tiene 3 o 4 amantes siempre, a su alrededor hay muchos jóvenes. Le gusta tirar las cartas. “Durante un tiempo llevaba las cartas a la radio, me parecía que el personaje debía tener algo real, entonces estudié tarot un año para ser tarotistas”, cuenta.


La Seño Clelia Margarita Rosales del Huerto es muy maestra ciruela, le gusta la naturaleza, es seño de la primaria, es grande, tendría que haberse jubilado hace mucho pero le encanta enseñar y sobre todo le encantan los actos escolares, jurar la bandera con sus alumnos de 4º grado. “Con ella tomaba asistencia todos los días en la radio y hay gente que se comunicaba con la radio para pedir estar en la lista y entonces decían ‘presente’ mandando mensajitos al WhatsApp de la radio”.


Patricia Lubel

De esta manera Patricia sabía que sus personajes con el tiempo iban metiéndose entre la gente y teniendo éxito, dada la interacción con su público oyente: “Al principio costó porque la gente pensaba que era en serio y sobre todo porque en Jujuy no había nadie más que haga humor”, razona la actriz.


Pionera en el género


Patricia es una de las primeras mujeres que incursionó en el humor, a través de sus personajes, fue introduciendo este género en los hogares jujeños. Primero a través de la radio y luego con el stand up.

“Cuando yo empecé no había mujeres haciendo humor”, reconoce Patricia a la vez que destaca que ahora sí las hay, incluso haciendo stand up. “Ahora hay un grupo de chicas que hacen stand up, algunas fueron alumnas mías cuando yo daba clases fuera de la escuela”.


El stand up comenzó en Jujuy en el 2015 de la mano de Patricia. Pero, ¿Qué es el stand up? Patricia nos responde que el stand up es un humor auto referencial “yo me río de mí y de mis cosas, no me río de los demás”.


“Yo comencé de alguna manera haciendo stand up con el personaje de Nancy Cow con fiestas privadas tanto para niños como para adultos, despedidas de solteros, casamientos. Y ahí me pasaba que empezaba a hacer monólogos y luego me fui sacando el traje y haciendo humor siendo Patricia, ahí me permití hacer stand up siendo yo”, expresa.


Cuando es ella misma haciendo stand up se divierte contándole a la gente sobre su rol de madre: “Me río de mí como mamá y como mamá judía, en el norte no hay mucho de humor judío porque la gente no conoce mucho de las costumbres judías. Entonces es una buena oportunidad para que se conozca la cultura aunque me ría de ella, pero se van a enterar sobre cómo es la cultura judía”.


También le gusta hacer parodia sobre la soltería y la famosa red social Tinder. “Recuerdo que una vez hice un stand up en Palpalá y salió muy bien. Hablaba sobre cómo buscar pareja a los 50 años que no es lo mismo buscar pareja a los 20. Reírse de eso, de la posibilidad de no estar solo”.


En el 2015 llevó a cabo un proyecto que tuvo el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Provincia. Se trató de un ciclo de stand up, en el que participaron alrededor de 20 personas, entre mujeres y hombres que tomaron talleres y posteriormente hacían funciones los viernes en Casa Macedonio Graz. “Tuvo mucho éxito porque dio cuenta de la necesidad de este género en Jujuy” – recuerda Patricia-, después continuamos durante el año pero ya de manera particular y en diciembre del 2015 cerramos el ciclo en el Teatro Mitre”.


Patricia en el ciclo de stand up


“La risa cura”


Reflexionando sobre el lugar que ocupa el humor en ella, además de ser una actriz de alma y corazón, Patricia cree que el humor en la vida se construye, “vos elegir reírte de lo que te pasas o llorar por lo que te pasa, así como me río también lloro porque hay veces que la vida te da golpes fuertes, pero pienso que si yo no hubiera tenido el sentido del humor que tengo no sé si hubiera llegado a este momento de mi vida”.


Confesando que el humor la ha sacado adelante en momentos muy difíciles da un consejo, si puede decirse de esta manera, desde ese lugar, desde el humor que le salvó la vida: “Cuando nos pasa algo tendemos a llorar, pero si en el acto seguido tenemos la capacidad de mirar qué parte de eso que nos está pasando te resulta tan ridículo que hasta podes reírte de eso, ahí empezás a desdramatizar lo que nos está pasando y hasta podes encontrar la solución”.


Asimismo agrega: “Cuando uno sufre se identifica tanto con el sufrimiento que no tiene la capacidad de reírse de eso, pero cuando te reís es porque lograste distanciarte, pusiste una distancia entre vos y el problema. Sacas la enseñanza y empezás a aprender, a veces el humor se da con el tiempo y la risa cura”.


Hacia el final de la placentera charla con ella, nos cuenta algo que sin duda marcó su vida. Ella llevaba su humor, su risa, su alegría plasmada en obras de teatro a niños que se encontraban internados en el Hospital de Niños. “Entras a la sala y tenes que lograr que ese niño y la mamá que está al lado sin dormir, puedan reír un ratito, entonces llegaba a mi casa y pensaba que de algo sirvió, porque también en el dolor uno puede sonreír”.


Patricia Lubel

 

Por Pamela López

Redactora.

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
300-X-300.gif
MUNI_banner publicidad 2022.jpg