• Giannina Artico

Armemos juntas nuestro "armario cápsula"

| MODA |

"La abundancia no consiste en acumular cosas, sino en saber cómo usarlas, y usarlas bien", Shunmyo Masuno.


Esta frase me pareció perfecta con el fin de vincular la abundancia con el mundo textil. Creemos que debemos tener un placard abundante con un millón de prendas, para no sufrir el famoso “¿qué me pongo?”. Sin embargo esto no es así.


Te invito a que dejes de acumular ropa, que ya no usas y armes tu armario cápsula el cual te va a salvar siempre.


Primero vamos a comenzar con un detox de placard. Consiste en dividir las prendas en las siguientes categorías:


  • Prendas para regalar/donar. ¡Ojo! Si es necesario repará, lavá y entregá la prenda en perfecto estado.

  • Prendas para vender.

  • Prendas que quiero seguir usando pero hay que repararlas. Muchas veces las dejamos de usar porque perdimos un botón u otro problema, es el momento que separes todas esas prendas y vayan a la modista. Nuestro objetivo es que regresen listas para ser usadas.

  • Prendas que se quedan.

Puede ser de ayuda tener esta frase en mente: Solo se queda en el armario si me gusta, me queda bien y me hace feliz”.


En otra nota podemos extendernos mucho más en el detox de placard, en este caso es un pequeño resumen para que nos interioricemos en nuestro fondo de armario. Una vez que sabemos qué prendas tenemos en nuestro placard, podemos ver qué necesitamos, que debemos reponer y también qué queremos agregar.


Un armario cápsula o fondo de armario son prendas claves, clásicas y atemporales. ADVERTENCIA: no todas vamos a tener el mismo fondo de armario, va a estar definido por nuestro trabajo, nuestro estilo de vida, nuestra paleta de colores y varios factores más. Ante todo debe ser muy funcional a nuestro día a día.


Te ayudo con opciones para que armes tu propio armario cápsula:


Vestido negro. Variantes: corte Jackie, largos, cortos, con mangas largas, distintos textiles, etc.

Jean. Variante: recto, skinny, oxford, en colores blanco, negro, beige, etc.

Sweaters. Variantes: Con rayas, más cortos o más largos, al cuerpo, oversize, etc.

Camisa blanca. Variantes: al cuerpo, oversize, distintos largos, con detalles, etc.

Remeras blancas y negras. Variantes: con estampas, rayadas, lisas, etc.

Un blazer o saco. Variantes: largos, cortos, con solapas, sin solapas, corte Chanel, diferentes textiles, etc.

Pantalon negro. Variantes: sastreros, engomados, con detalles, con distintas tipologías, etc.

Faldas. Variantes: largas, cortas, distintos textiles, etc.

Tus accesorios favoritos. Posibilidades: Aros, cintos, gorras, sombreros, carteras, collares, gafas, etc.

Pieza icónica muy vos. Una prenda que te identifique y destaque. Que demuestre 100% quien sos.

Las prendas nombradas anteriormente son combinables entre sí, creando un abanico de posibilidades infinitas. Animate a armar tu propio fondo de armario según tu estilo de vida y recordá que la abundancia no consiste en acumular cosas.


 

Por Giannina Artico.

Diseñadora de Indumentaria. Amante de la moda y el estilismo. Te revelo lo mejor del rubro y mucho más.


34 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
300-X-300.gif
MUNI_banner publicidad 2022.jpg