top of page
Top
  • Foto del escritorRaquel Abraham

Relato de un Diablo de Carnaval

En Jujuy estamos viviendo los últimos días de carnaval. Uno de los personajes más identitarios de esta celebración en la Quebrada y Puna, es el diablito, o Pujllay, o Momo. ¿Alguna vez te preguntaste cómo es estar en su piel? Aquí, un diablito anónimo, nos devela el misterio.



“En las semanas previas al carnaval, el diablero se prepara meticulosamente. Durante todo el año, se organiza con una comisión de diablos, liderada por el Diablero Mayor, quien guía al grupo con sabiduría. Se elige también un Diablero Menor, preparado para asumir responsabilidades en momentos críticos. Los diablitos, por su parte, entienden que disfrazarse implica una conexión mágica con la entidad espiritual del Diablo.

 

El disfraz simboliza un momento mágico y simbólico, una conexión con un mundo paralelo donde la magia y el pensamiento crean realidades. Durante el carnaval, los diablos pueden manifestar sus intenciones a través de rituales con humo, talco y albahaca, convirtiendo sus pensamientos en acciones concretas.

 

Ser diablo implica conectar con un mundo imaginado a través de la palabra y la acción. Durante el carnaval, los diablos se sumergen en un tiempo de abundancia y fertilidad, marcado por la lluvia y la conexión con la tierra. El mojón, un sitio sagrado elegido por los antepasados, concentra energías poderosas que permiten manifestar deseos y pedir con humildad y sencillez.

 

El diablo vive esos nueve días intensos del calendario central del carnaval, desde el jueves de comadre hasta el entierro del carnaval. Durante este tiempo, se comunica con las piedras del mojón para hacer realidad sus intenciones. El entierro y desentierro del carnaval son momentos de emoción y alegría colectiva, donde las lágrimas fluyen como parte de la celebración y conexión con la tierra fértil.

 

En este tiempo de fertilidad y abundancia, la tristeza no tiene cabida. Las lágrimas son chayas, agua pura que se ofrece al mojón en un acto de gratitud. La emoción se manifiesta en alegría, celebrando la prosperidad y la conexión con lo divino".





 

por Raquel Abraham

Periodista y comunicadora. Amo contar historias inspiradoras.


Fotos: Pinterest

Comments


300-X-300.gif
300-X-300 (2).gif
bottom of page