top of page
Top
  • Foto del escritorLic. Sol Márquez

La corresponsabilidad parental ¿existe?

| CRIANZA|


La corresponsabilidad parental es fundamental cuando se trata de la crianza y educación de los hijos. Se refiere a la distribución equitativa de las funciones entre los padres, sin importar su género, ya sea que vivan juntos o separados.



La corresponsabilidad parental tiene numerosas ventajas para los niños/as, en comparación con la crianza exclusiva en diferentes aspectos, como el psicológico, emocional, académico, salud física y la relación con ambos padres.


Las funciones desempeñadas por la familia, como el apoyo, satisfacción de necesidades, educación, estructuración psíquica, aprendizaje de roles sociales, transmisión de valores, el deber de sostén emocional y protección son muchas, y tan importantes, que resulta más saludable y armonioso cuando pueden ser compartidas. Responsabilizar a una sola persona con todas estas tareas es una carga demasiado pesada para asumir en soledad.


La presencia de ambos padres es importante y tiene un impacto positivo en el desarrollo de los niños. Además, el hecho de que las responsabilidades sean compartidas también conlleva un buen nivel de salud mental para los cuidadores.



Lic. Sol Márquez

Sin embargo, en la realidad, la corresponsabilidad no siempre se cumple de manera equilibrada. En muchos casos, las consultas psicológicas revelan que, aunque los padres compartan la crianza, la mayor parte de la responsabilidad recae en uno de los miembros, que suele ser la mujer.


Estudios científicos demuestran que, en la mayoría de los casos, tanto en parejas como en padres separados, las mujeres asumen la mayor responsabilidad en la crianza. Ellas realizan el "trabajo invisible": establecer límites, asegurarse de que estudien, llevarlos al médico, ocuparse de su alimentación, higiene, vestimenta, recreación, entre otras tareas. Esto las deja a merced de sus hijos y les impide disfrutar de su tiempo libre, lograr sus metas laborales y mantener relaciones sociales.




Renunciar al deseo es renunciar al propio ser y, de alguna forma, es devastador para la salud mental de la mujer, porque deja de ser una mujer deseante para transformarse en una mamá full time. Esto la despersonaliza, transformándola en un "robot" que actúa automáticamente. Y sin dudas, una mamá sin una buena salud mental, no puede cumplir funciones en sostén y apego que necesitan las niñeces.


Esto nos lleva hablar del tema de la paridad de género o mejor dicho "desigualdad" de género, ya que históricamente las mujeres se han encargado del cuidado de los niños, mientras que los hombres se han ocupado de la economía del hogar. A pesar de los avances en favor de los derechos de la mujer, esta estructura patriarcal aún persiste en nuestra cultura.


Creo que este problema es de índole social y cultural, y coincido con otros autores en que pasarán varias generaciones antes de que se produzca un cambio de paradigma. Mientras tanto, considero necesario implementar acciones destinadas a mitigar el sufrimiento de las personas que asumen esta responsabilidad en soledad. Considero importante deconstruir este modelo social y cultural tan arraigado.


Para esto, creo que a nivel macro, es importante que el Estado implemente acciones para modificar el papel de la mujer en la sociedad y acelerar los procesos de cambio.


Esta acciones deberían ser parte de un enfoque integral y sostenido para fomentar la corresponsabilidad parental.


El Estado debería promulgar leyes que protejan y promuevan los derechos de los padres en relación con la corresponsabilidad parental. También sería importante implementar políticas de licencia parental que fomenten la participación equitativa de ambos padres en el cuidado de los hijos. En relación a la educación sería importante llevar a cabo 'programas de educación y concienciación destinados a promover la corresponsabilidad parental. Estos programas pueden dirigirse tanto a padres como a profesionales del sistema judicial y de servicios sociales, y pueden proporcionar información sobre los beneficios de la corresponsabilidad.



En lo que me compete, desde el campo de la psicología, y en lo que respecta a la subjetividad de estas personas y sus hijos, considero que es saludable establecer redes de apoyo. Esto sería una forma de cuidar a los cuidadores, ya que los cuidadores agotados, estresados o enfermos no son capaces de brindar la protección necesaria, lo cual afecta a los niños.


Desde una perspectiva psicológica, es importante que estas personas puedan modificar su posición subjetiva en relación a estas situaciones que, de alguna manera, violentan su estructura psíquica. Estas situaciones suelen ser silenciadas y naturalizadas, por lo que considero fundamental alzar nuestras voces, poner en palabras lo que nos sucede y ser escuchadas sin ser juzgadas. Creo que este es el primer paso para deconstruir este modelo cultural tan profundamente arraigado.


 

por Sol Márquez. Psicóloga clínica.

Especialista en Evaluación Psicológica


Comments


300-X-300.gif
300-X-300 (2).gif
bottom of page