top of page
Top
  • Foto del escritorJimena Ducci

Menos tabú, más herramientas

| SEXUALIDAD |


Sobre la importancia de lograr una comunicación fluida con nuestros hijos, hijas e hijes.



No en todas las familias se habla con fluidez sobre sexualidad, intimidad y algunos procesos fisiológicos que son muy importantes en nuestra vida. Muchas veces nos preguntamos ¿cómo y cuándo hablar con nuestros hijxs sobre estos temas? Suele pasar también que a determinada edad lxs niñxs comienzan a hacer preguntas y no sabemos qué responderles.


Por eso, hablamos con la Dra. Sofía Achem (MP. 3470), especialista en Ginecología y Sexología, para que nos comente sus puntos de vista y nos sirva de puente para poder hablar de una manera más fluida con nuestros hijxs, conocer los tiempos adecuados para llevar a nuestras hijas a su primer encuentro con un/a especialista, etc.


Si comprendemos que la sexualidad, nos atraviesa y no sólo forma parte de nuestra vida sino que además “hace a nuestras existencias”, como bien menciona la doctora, podremos quitarle todo el peso y correrlo del estante de temas “tabú”.


En esta entrevista, Sofi nos invita a reflexionar alrededor de aspectos de la vida que muchas veces son causantes de incomodidad y angustia. Redimensionar y resignificar nociones aprendidas respecto a la sexualidad, intimidad, la primera menstruación; será fundamental para mejorar la comunicación con nuestros hijxs y fortalecer nuestra relación con ellxs.



Dra. Sofía Achem

¿Cuál es el mejor momento para empezar a hablar con nuestros hijxs sobre sexualidad? ¿Cómo abrir el espacio al diálogo?


En realidad, no hay un momento para empezar a hablar de sexualidad con nuestras hijas, hijos e hijes. La realidad es que la sexualidad nos atraviesa y es algo que forma parte de nuestras vidas desde que nacemos hasta que morimos. Por lo tanto, comprender que la sexualidad hace a nuestras existencias de manera permanente y desde el primer momento de nuestras vidas, vuelve más fácil esta situación de la comunicación con hijos hijas e hijes.


La comunicación no es solo hablar de lo coital, de la penetración y de evitar enfermedades de transmisión sexual o embarazos: es hablar de afectividad, del contacto, de la caricia, de la intimidad. Es hablar de poder sentir y expresar lo que nos pasa. Es hablar de poder reconocer lo que no nos gusta, lo que nos hace daño y poner un límite a eso.


Entonces, comprender esta visión integral, hace que desde muy pequeños, desde muy pequeñas nosotros podamos empezar a transmitirles a nuestras hijos, hijas e hijes las reglas del juego, conocimientos y herramientas para poder disfrutar de sus cuerpos, del placer, poder poner límites, reconocer espacios de intimidad y vincularse con otros y otras.



¿Cuál es la edad ideal para llevar a nuestras hijas a una primera consulta ginecológica?


Muchas veces surge la invitación desde el pediatra, la pediatra, cuando empiezan a aparecer los cambios en el organismo que indican que se va a presentar la primera menstruación o bien, apenas sucede la primera menstruación.


La idea de estas primeras consultas no es hacer una consulta terapéutica sino todo lo contrario, empezar a comprender que la consulta también puede ser un espacio de promoción y de prevención. Entonces, generar un vínculo afectivo, adecuado con esta niña, va a hacer que a futuro pueda contar con este espacio para poder traer todas sus dudas vinculadas con su sexualidad, con su intimidad, con los procesos fisiológicos que ocurren en toda esta etapa de la vida y a partir de aquí, el resto de la vida y poder realizar un intercambio nutritivo.


Según tu experiencia, ¿Cuáles son las dudas más frecuentes en las primeras consultas?


En las primeras consultas las niñas no tienen ninguna duda, las dudas las tienen las mamás y las nenas tienen mucha vergüenza. Entonces, ¿cuál es mi experiencia? Mi experiencia es que en las primeras consultas no hay que invadir demasiado a quien va a la primera consulta, que va con mucho con temor y con mucha vergüenza. Hay que poder empezar a generar un espacio de diálogo, tratar de vincularnos empáticamente y dejar que empiece a fluir lentamente el motivo de consulta cuando este sea necesario.



¿Cómo hablar con las niñas sobre la primera menstruación?


Hablar sobre la menstruación debería ser algo fluido y natural porque es un proceso fisiológico. ¿Cuándo hablar? Y…en realidad siempre está bueno hablar con antelación. ¿Cuánto antes? Todo depende del tipo de familia... de estructura familiar que exista, porque hay familias (en las que actualmente, con más frecuencia se ve esto), los niños, las niñas y niñes ven los productos de gestión menstrual de alguna otra persona que vive en la familia: de la mamá, de una hermana, de una tía, de alguna persona por ahí que esté a cargo de la crianza, no hace falta que sea un familiar directo y empiezan a hacer preguntas.


Entonces, por ahí, hilando estas preguntas, uno puede empezar a hablar de la menstruación y a partir de ello, volverse algo como un proceso fisiológico y natural.


Más cerca de la primera menstruación, ya cuando el pediatra, la pediatra hace la derivación al ginecólogo o cuando se notan los primeros cambios en el desarrollo puberal, se puede hablar más específicamente de qué va sucediendo en el cuerpo, qué está pasando en este momento, qué puede llegar a suceder en la primera menstruación y preparar algún pequeño kit con productos de gestión menstrual, con algunos productos de higiene que esta niña pueda tener en sus diferentes bolsitos que lleva a sus actividades cotidianas: la escuela, el club, inglés. De modo tal que cuando se presente esta primera menstruación, pueda contar con esto para su uso. Otra buena práctica es enseñarles a usarlos previamente: poner una toallita en una bombacha, pegarla, despegarla, sacar las alas, probar si es cómoda, si es confortable, si raspa en algún lugar; de modo tal que también este familiarizada con esta acción.



Por otra parte, ¿cómo habilitarles espacios de intimidad? ¿Lo dejamos “sobreentendido”? ¿lo hablamos abiertamente?


La intimidad es algo que uno … digamos no es que se habilita o no se habilita. La intimidad es algo propio de cada persona, de cada ser, forma parte de nuestra cotidianeidad y tiene que ver con un montón de situaciones. La intimidad habla de lo que nosotros tenemos en nuestros dispositivos personales, de lo que transportamos en nuestras carteras, en nuestros bolsos.


Entonces, ¿cómo hablamos y habilitamos la intimidad? Primero respetando la intimidad de nuestras hijos, hijas e hijes y dándoles herramientas para poder gestionar esta intimidad.


Progresivamente los espacios de intimidad van a ser diferentes y con otras necesidades, si nosotros trabajamos, primero en respetar nuestra intimidad y la de ellos, ellas, elles; vamos a tener muchas más fluideces al momento de tener que dialogar sobre espacios de intimidad de otra índole.


¿A qué edad según tu experiencia, suele ocurrir la primera relación sexual en lxs jóvenes?


En esta pregunta, me gustaría hacer hincapié en: ¿a qué nos referimos cuando hablamos de primera relación sexual?


Porque generalmente cuando hago esta pregunta en todos los talleres que doy y en todos los grupos en los que trabajo… la mayoría queda con una cara de ¿y cómo respondo a esto?. Pero, convenimos que todavía se hace mención a la primera relación sexual, cuando se habla de la primera relación sexual coital heterosexual con penetración pene-vagina. Entonces, estamos reduciendo la sexualidad de nuestras hijas, hijos, hijes a la penetración vaginal con pene.


Entonces, me parece que deberíamos empezar a cambiar esta pregunta y cambiar la preocupación y ocupación que tenemos padres adultos de que no se embarace y que no se enferme de algo a través de la penetración vaginal, y ampliemos nuestra mirada de que primera relación sexual se trata del primer contacto que nuestros hijos,hijas e hijes empiecen a tener en la intimidad con el placer, con ellos mismos, con ellas mismas y con otros. Y que a partir de esto, empecemos a dialogar de placer, de consentimiento, de cuidados.


Si te interesó esta entrevista y querés ponerte en contacto con la especialista, podes solicitar turnos a través de Instagram: @hablemosdesexoyplacer o al celular 3884 34-5336.


Atención de manera presencial y virtual.

Deán Funes 225. Río Tercero.


 

por Jimena Ducci y Raquel Abraham


300-X-300.gif
350-X-350.gif
bottom of page